El cheesecake es un postre muy famoso en todo el mundo. Aunque se dice que su origen se remonta a la antigua Grecia, actualmente es un símbolo de la cultura culinaria de la ciudad de Nueva York. Se puede disfrutar de infinidades versiones de este rico postre en casi todas las cafeterías de la ciudad, y vamos, a quién no le va a gustar el rico sabor del queso con ese toque, a veces agrio y otras veces dulce que a cualquiera vuelve loco. Sin más nada que agregar y dejando que el cheesecake hable por sí solo, aquí les dejo la preparación.

Como hacer tu propio Cheesecake de fresa

Ingredientes

Para la base:

  • ¼ de taza de mantequilla derretida
  • 2 cucharaditas de azúcar.
  • Se necesita de la manteca con el fin de engrasar su molde.
  • Además de 1 y 1/2 Taza de migajas ricas de galleta.

Lo que debes añadir en el Cheesecake:

  • 3 huevos grandes + 1 yema
  • 1 y 1/4 Tazas de azúcar.
  • 800gr de queso crema.
  • Rallar un limón y añadir 2 cucharaditas de su ralladura.
  • 3 cucharaditas de fécula de maíz.
  • 2 cucharadas pequeñas de vainilla.

Lo que debes añadir en el topping es:

  • 250g de fresa, podemos sustituir la fresa por otra fruta de nuestra preferencia.
  • 3/4 taza de azúcar
  • ½ taza de agua
  • 2 cucharadas pequeñas de fécula de maíz.

Preparación del Cheesecake

Lo principal es precalentar el horno a 180°C. Para hacer la base de nuestro cheesecake, mezclamos bien las migajas de galleta, el azúcar y la mantequilla derretida hasta que quede una mezcla homogénea. Luego, presionamos la mezcla en la parte inferior de nuestro molde desmontable (23 cm), ligeramente engrasado. Horneamos la mezcla por unos 5-10 minutos y dejamos enfriar.

Para hacer el cheesecake de fresa, bajamos la temperatura del horno a 150°C. Batimos el queso crema hasta que esté suave y esponjoso, agregamos ¼ de taza de azúcar poco a poco, añadimos la fécula de maíz, la vainilla y la ralladura de limón. Después, tendrás que ir añadiendo los huevos uno a uno, a velocidad recudida y terminamos con la yema. Vertemos nuestra preparación a la base ya enfriada y llevamos al horno durante unos 30 minutos o hasta que el centro de nuestro cheesecake este casi cuajado.

Una vez este horneado nuestro cheesecake de fresa, dejamos enfriar durante unas 2 horas a temperatura ambiente.

Para el topping, cocinar en una hoya las fresas, el agua y el azúcar hasta que hierva. Una vez esté hirviendo, agregamos poco a poco la fécula de maíz y mezclamos rápido. En cuanto tenga el espesor deseado, apagamos y dejamos reposar unos minutos.

Por último, una vez desmoldado el cheesecake, bañamos con nuestro topping y dejamos reposar por unas 2 horas más, o hasta que este frío. Cortamos y a disfrutar de este rico postre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *